La gratitud se aprende

Ser agradecidos nos permite ver más allá de lo malo que nos sucede. Cuando expresamos gratitud por las cosas buenas que tenemos estamos abriendo la mente a la felicidad y a la actitud positiva, por eso es tan importante.

gratitud

La gratitud como concepto se refiere al reconocimiento de las cosas buenas, de hecho quienes la practican tienen como hábito darse cuenta de las cosas buenas que les rodean y las valoran, evitando sentirse mal por aquello que no tienen.

No se trata de un simple “gracias” a un tercero. Practicar el agradecimiento tiene que ver con una visión positiva de lo que nos acompaña, sea material o no. Tampoco se trata de un exceso de positivismo, porque en la vida no todo es color de rosa. Se trata de estar centrado y sentirse complacido por lo que se es y por lo que se tiene, sin que esto implique no querer mejorar siempre.

Martin Seligman, director del departamento de Psicología de la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos y pionero en la psicología positiva, ha realizado estudios que demuestran que quienes son agradecidos son más felices, ya que son personas que se dedican a ver lo bueno de la vida en lugar de lo malo.

Seligman afirma que este sentimiento está entre las 24 virtudes humanas que llevan a la felicidad, en contraposición de la ambición, el ego, el orgullo y la soberbia, que son sentimientos que no permiten llegar a valorar realmente lo que le rodea.

Entrenar para ser agradecidos

El ser humano en general tiene la tendencia a ver las carencias, ya que forma parte del sistema de supervivencia que nos mantiene alerta. Sin embargo, si se deja llevar por esta postura, termina en un ciclo de quejas y apatía, ya que nunca estará conforme con lo que es y con lo que tiene.

thanksgiving

Por otro lado, si logra dejar la actitud negativa a un lado y comenzar a ver las cosas buenas que existen (muchas o pocas), y al mismo tiempo comienza a agradecer por ellas, la visión será mucho más positiva. Es un poco la teoría de ver el vaso medio lleno o medio vacío.

El agradecimiento a terceros además genera una reacción en cadena positiva, porque la mayoría de las personas reciben con mucho placer una palabra de gratitud acompañada de una sonrisa sincera.

Todo influye, por eso para practicar la gratitud, debe rodearse también de personas positivas, buscar siempre el lado bueno de las cosas que le pasan y seguramente que así disfrutará cada momento más y terminará atrayendo lo bueno a su vida.

“Todo nuestro descontento por aquello de lo que carecemos procede de nuestra falta de gratitud por lo que tenemos” (Daniel Defoe – escritor)

2 pensamientos en “La gratitud se aprende

  1. Pingback: Me voy o me van | El universo conspira…

  2. Pingback: De un documento a unas mini vacaciones | El universo conspira…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s